Consorcio alemán-suizo podría construir el tren bioceánico

Escrito por  La Paz-ANF Feb 19, 2015

El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, informó que se analiza la propuesta de un consorcio alemano-suizo, que ofreció construir un tren bioceánico a través de Bolivia, con la finalidad de unir los océanos Atlántico y Pacífico.  
Claros dijo que hace semanas atrás se reunió con los embajadores de Alemania y Suiza, quienes le presentaron una propuesta que incluye un financiamiento de sus países.

“Esperamos que en el transcurso de estas semanas vamos a definir y tomar una decisión, las propuestas como les digo vienen con algunos aditamentos especiales que bueno estamos tomando en cuenta”, manifestó Claros.   
El ministro explicó que la propuesta también incluye que se capacite al personal boliviano para que en un futuro pueda hacer un mantenimiento de los equipos, instale rieles, durmientes y otros aspectos que requiera este tipo de obra.
“Hay un buen avance. Consideramos que una vez que el presidente (Evo Morales) analice la situación y podamos ver el financiamiento, se podrá darle viabilidad, es un proyecto que se va a hacer efectivo?, expresó el ministro.
En noviembre del año pasado el presidente de Perú, Ollanta Humala, dijo que la construcción de un tren entre Perú y Brasil, que permita unir comercialmente los puertos del Atlántico y del Pacífico, no cruzaría a través de Bolivia y contaría con financiamiento del Gobierno de China.
Esto provocó la preocupación de las autoridades bolivianas, por lo que el presidente Evo Morales anunció que se abordará este tema bilateralmente con su par del Perú en un encuentro que aún queda pendiente.
El  20 de diciembre de 2014 que el presidente Evo Morales afirmó que el megaproyecto boliviano del Corredor Ferroviario Bioceánico Central (CFBC), a diferencia del proyecto de Perú, beneficiará a seis países de la región. La propuesta boliviana entonces comprendía el trazo de la línea férrea desde Brasil, pasando por Bolivia y desembocando en puertos peruanos del Pacífico para llegar hasta los mercados de Asia.
A este corredor también se unirán Uruguay, Paraguay y Argentina, a través de la hidrovía Paraguay-Paraná, que también conecta con el Atlántico.