Tarija, ocupa el tercer lugar en dar permisos para deforestación

Escrito por  DANIEL RIVERA M./EL PAÍS EN Ago 13, 2015

En lo que va de la gestión 2015, en el ámbito departamental, Tarija se constituye en el tercer departamento en otorgar extensiones de  tierras para deforestación legalmente. Aunque también las estadísticas demuestran que a comparación de anteriores años el porcentaje  disminuyó.

De acuerdo a un estudio realizado por la Autoridad de Fiscalización de Control Social de Bosques y Tierras (ABT),  en siete meses  del año 2014, es decir, hasta los primeros días de agosto, se desmontó 2.500 hectáreas. En el  mismo periodo de este  año se redujo  a 1.100, lo cual significa que se disminuyó más de un 50 por ciento.
Asimismo, esta institución logró detectar que a la fecha  600 hectáreas fueron desmontadas sin autorización de la entidad, por lo cual se inició las acciones administrativas, con la finalidad de sancionar a los infractores, y posteriormente derivar los casos al Ministerio Público para que se procese  de acuerdo a la norma penal.
El director departamental de la ABT, Omar Ortiz, mencionó que  toda actividad que tenga  que ver con la habilitación de tierras conlleva a la habilitación de un desmonte, y el permiso debe ser efectuado por la misma institución encargada del control.
De acuerdo a esta autoridad, toda actividad que tenga  que ver con la habilitación de tierras conlleva la habilitación de un desmonte, y algunos propietarios  hacen la quema  de los cordones de su territorio. Pero esta solicitud tiene que ser otorgada por la  ABT.

Focos de calor
Sobre este tema, las estadísticas demuestran que  la unidad de control de este ente  identificó  alrededor de 5.995 focos de calor en todo el país. De éstos, 68 pertenecen al departamento de Tarija. La principal zona que realiza esta actividad es la provincia del Gran Chaco.
Esto significa que el departamento acumula el cuatro por ciento de los focos de calor en lo que se refiere en el ámbito nacional.  Beni y Santa Cruz acumulan más del 60 por ciento de esta actividad.
“Toda actividad que tenga  que ver con la habilitación de tierras conlleva la habilitación de un desmonte -dijo Ortiz-  algunos usuarios hacen la quema de los cordones de la propiedad, pero esa solicitud tiene que ser habilitada  por la ABT”.
El funcionario aclaró que para conseguir un permiso de desmonte, la solicitud debe ir acompañada de un plan de quemas, si es que se quiere realizar esta actividad, lo cual permitirá evitar una propagación de fuego  que posteriormente puede terminar en incendio.
Por otro lado, el estudio demuestra que de acuerdo a una clasificación por actores, la concentración  de focos de calor se suscitó en tierras dedicadas  a usos ganaderos, con un 38 por ciento, y la menor cantidad  en tierras dedicadas a usos forestales, uno por ciento.    
Una de las principales zonas donde se concentra la mayor parte de los focos de calor en el departamento de Tarija es el Chaco. Según el miembro de los trabajadores campesinos de Bolivia, Jaime Gallardo, en este año hubo “pocos” desmontes, aunque los productores necesitan realizar esta actividad para la producción, pero la ley no lo permite, y ellos son respetuosos de las normativas.
El dirigente campesino puso en consideración el daño al medioambiente, por lo cual, también señaló que se redujo los desmontes por parte del sector productivo. En ese sentido mencionó que existen otras alternativas para la producción.

Decomisaron alrededor de 91 mil pies tablares

El director regional de la Autoridad de Fiscalización de Control Social de Bosques y Tierras (ABT), Omar Ortiz, informó que en Tarija, de enero a julio decomisaron más de 91 mil pies tablares de madera de diferentes especies: eucaliptos, cedro, quina colorada y otras, la cuales   eran transportadas de forma ilegal.
Asimismo, esta autoridad mencionó que  intervinieron a 26 vehículos en todo el departamento, los cuales eran utilizados para el transporte del recurso forestal.