Detectan 19 concesiones ilegales en el río Pilcomayo para la pesca

Escrito por  GUSTAVO MÁRQUEZ/ EL PAÍS EN Sep 01, 2015

La Gobernación del departamento de Tarija reveló que en las últimas semanas conoció que las concesiones pesqueras en el río Pilcomayo subieron en la gestión de Lino Condori, luego de haber estado durante más de 30 años con 43. Ahora, en el afluente existen 62 concesiones, de las cuales al menos 19 serían ilegales.

La directora de Biodiversidad de la Gobernación, Estela Serrano, informó que la situación crítica del Pilcomayo, sumada a la falta del sábalo en la región, impedía que se incrementen las concesiones en el río; sin embargo, dijo que pese a esto, se incrementaron en 19, por lo que ahora el caso pasó a ser investigado por la dirección de Transparencia de la Gobernación.
Según dijo Serrano, hace 30 años se inició la explotación pesquera con 43 concesiones en el Pilcomayo, que luego llegaron a 46, hasta que se emitió una resolución de la Gobernación que dictaminó el cese de las mismas. Luego, en la gestión de Lino Condori se contravino la norma y se empezó a entregar “ilegalmente” certificados de concesiones, sin el aval de la dirección central. Por esto, ahora, se reúne documentación para formalizar una denuncia y hallar a los responsables de este proceso.
La directora de Biodiversidad de la Gobernación expresó que la entrega ilegal de concesiones derivó en un conflicto social, ya que en Villa Montes, el epicentro de la pesca, no se puede retirar las concesiones, pues los propietarios aducen legalidad.
Asimismo, dijo que se tienen casos en los que los propietarios toman la concesión como un bien hereditario, pese a que la norma indica que estas no son transferibles. Otra figura es que algunos propietarios pasan la concesión a un tercero a cambio de un porcentaje de las ganancias.
“Son 30 años que tenemos una regalía de 50 centavos, pero no solamente los indígenas son dueños de concesiones, hay otro tipo de personas involucradas. Debido a las presiones sociales de la gente, Codefauna que es administrada pos la subgobernación, tiene dificultades para hacer cumplir la norma. Todas las acciones que se realizan para rectificar esta situación, generan presión social, o incluso llegan a pedir el cambio del funcionario que las promueva”, lamentó.
El costo de una concesión es mínimo, pese generar una cadena económica que mueve millones. Se otorgaron de forma individual a 70 bolivianos y son de aproximadamente mil metros sobre el cause del Pilcomayo en Villa Montes. En la resolución sobre el tema y que data de 30 años, se establece el pago de la regalía pesquera, que es de 50 centavos por unidad.
En una temporada pesquera, que dura de mayo a septiembre generalmente, un concesionario puede extraer hasta 30 mil unidades, trabajo en el que participan de 15 a 25 pescadores. Los peces se venden a un comercializador o transportista que lleva el producto a los mercados, donde lo venden a revendedores o ellos mismos comercializan el producto desde sus camiones.
Por todo esto, dijo que regular la pesca comercial en el río Pilcomayo es casi imposible por la presión social de los sectores involucrados en el rubro. Según afirma, esta actividad genera toda una cadena económica que va desde los pescadores, comercializadores hasta los vendedores finales.
Serrano informó que se tienen puestos de control en Abra El Cóndor, La Central y el Puente Ustares, que se encargan de realizar el cobro al comercializador o transportista; sin embargo admitió que la evasión “es terrible” debido a que no pagan los montos correctos y ello deriva inclusive en casos de corrupción de parte de funcionarios.

Inicia veda en el río Pilcomayo

La directora de Biodiversidad de la Gobernación informó que se remitió al gobernador Adrián Oliva la resolución para dictaminar el inicio de la veda pesquera 2015-2016. Dijo que una vez se firme la documentación iniciará la restricción oficialmente. La funcionaria pidió a los vendedores y consumidores tener conciencia, pues dijo que el sábalo está siendo aniquilado, debido a la sobre explotación que interrumpe su ciclo reproductivo.