Decomiso de pescado moviliza a comerciantes contra la Aduana

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN May 03, 2017

Una jornada álgida se vivió ayer en la ciudad fronteriza de Bermejo, donde comerciantes decidieron tomar las instalaciones de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), en protesta por el decomiso de pescado  y exigiendo la inmediata renuncia de la jefa distrital de esa entidad estatal, Susana Ríos.

Se trataría del segundo cargo que los comerciantes piden el cambio, ya que previamente lograron hacer destituir a la responsable del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) a plan de presión.
El problema se fue gestando por algunos decomisos que sufrían los comerciantes que traían productos de la canasta familiar de Argentina a Bermejo. Sin embargo, la unión del sector se hizo evidente en Semana Santa, cuando la Fuerza Naval junto al Senasag y la Aduana decomisaron 200 cajas de pescado correspondientes a 10 familias.
La situación generó una serie de protestas que no cesan hasta el presente, bajo el fundamento de que en Bermejo la economía está muerta por la caída de los hidrocarburos y las zafras irregulares, siendo la única opción viable para el sustento, el intercambio comercial fronterizo.
Tras varias asambleas avaladas por el Comité Cívico de Bermejo, la Federación de Gremiales logró la convocatoria para que todos los comerciantes se unan en protesta, determinando ayer proceder con la toma de la Aduana, segunda entidad donde piden se cambie a la gerente Susana Ríos, siendo la próxima la Capitanía de Puertos, donde se ejercerá presión para que se destituya al capitán responsable, Alex Abán. Pese a algunos altercados que caldearon los ánimos durante la toma, ésta fue pacífica y finalmente un centenar de comerciantes lograron evitar el ingreso de los trabajadores cortando el paso con una gran bandera bermejeña.
La dirigente de los gremiales, Amelia Rivera, manifestó que la decisión asumida en asamblea del Comité Cívico fue plantear el cambio de las autoridades de las tres entidades, decisión que aseveró no se negocia, pues el daño perpetrado a la economía de las familias adquiere otra magnitud si se toma como contexto la crisis que están viviendo.
Después del medio día y con los ánimos de continuar con la protesta, la dirigencia fue convocada a una reunión en el Comando de la Policía, tras lo cual se trasladaron a participar de una segunda reunión con el Gobierno Municipal, esta vez con personeros de las tres entidades cuestionadas. En horas de la tarde, la dirigente reportó que desde la ciudad de La Paz, la presidenta de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), Marlene Ardaya gestionó un cuarto intermedio para abrir el diálogo, programado para este miércoles en la capital del departamento de Tarija, Cercado.
“Si no llegamos a un acuerdo favorable las movilizaciones se retomarán en horas de la tarde (de hoy), la determinación de la Aduana es lo primero que vamos a dar a conocer. En el caso de la Capitanía de Puertos, el comandante del Área Naval- indicó - que se puede pedir el cambio siempre y cuando las denuncias estén fundadas, el por qué se está pidiendo el cambio, para lo que pidió documentación para justificar, lo que reuniremos con el Comité Cívico”, expuso la dirigente.
El presidente del Comité Cívico de Bermejo, Julio Mejía, adelantó que se prepara una resolución multisectorial para asistir al encuentro con representantes de la ANB, para lo cual una comisión conformada por los gremiales, transporte unificado y el transporte pluvial, que defenderán la postura en la negociación con la entidad estatal. Asimismo, emplazó las entidades relacionadas al problema, a seguir el ejemplo del Senasag, que sí procedió al cambio de personal.

La postura del Senasag y la Aduana Nacional

Previamente, la jefa distrital del Senasag, Fátima Pacheco, indicó que la decisión de ceder a la exigencia de cambio del personal jerárquico se dio para calmar la situación. Empero indicó que la internación de productos, como el pescado, supera el requerimiento de la ciudad de Bermejo y lo que se hace es controlar la calidad del mismo.
El gerente de ANB Tarija, Paul Castellanos, por su parte, observó la forma de ingreso y las condiciones del producto.