Luis Alberto Sánchez, ministro de Hidrocarburos. Cuestionan sus cifras y falta de transparencia en YPFB Luis Alberto Sánchez, ministro de Hidrocarburos. Cuestionan sus cifras y falta de transparencia en YPFB

Gobernación cruceña desmiente cifras de ministro de Hidrocarburos sobre producción de gas

Escrito por  Redacción Central y ANF May 17, 2017

La Gobernación de Santa Cruz, departamento productor de gas y petróleo, desmintió las cifras publicadas en días pasados por el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, sobre volúmenes de producción y envíos de gas a Argentina, Brasil y mercado interno.

Según un reporte de la agencia ANF, el secretario de Hidrocarburos de esa entidad, Herland Soliz, el volúmen promedio de producción y transporte de gas llegó a 59 millones de metros cúbicos diarios. El ministro Sánchez informó el pasado 7 de mayo que “cumplimos con el mercado nacional que consume actualmente 16 millones de metros cúbicos día (MMmcd) y tenemos una producción de más de 60 MMmcd...".

LEA: Las cifras gloriosas de Sánchez

A lo anterior se suma las dudas expresadas por autoridades argentinas sobre la capacidad de producción de gas boliviano. A partir de este mes Bolivia debe enviar al menos 19.9 MMmcd. A Brasil un promedio de 30 MMmcd. La suma de estas cantidades, incluyendo el mercado interno, llega a superar los 65 MMmcd.

En medio de la polémica, Soliz denunció también que YPFB dejó de publicar las nominaciones diarias de gas exportado y destinado a consumo interno. Acusó a la estatal de falta de transparencia y de incumplir la Ley de Desarrollo Sostenible del sector Hidrocarburos, que obliga a YPFB publicar periódicamente información del sector, incluyendo reservas probadas.

Herland Soliz, secretario de Energías, Minas e Hidrocarburos de la Gobernación de Santa Cruz. Foto ANF

“La ley 3740 también estipula que hasta el 31 de marzo de 2017 debería entregar (YPFB) la certificación de reservas, ya estamos en mayo y no tenemos resultados. Mi pregunta es ¿qué queremos esconder? ¿por qué no estamos mostrando? ¿por qué no tenemos las reservas? Esto muestra nuevamente el fracaso de YPFB, la mala de gestión, la falta de responsabilidad y ahora la falta de transparencia de la información”, sostuvo.

LEA: El consumo interno de gas sube a 16 MMmcd y ajusta la exportación

Soliz dijo que ante la negación de YPFB de transparentar información, la Gobernación de Santa Cruz, en su calidad de departamento productor de gas, proporcionará información sobre la producción diaria y la exportación.

El cuadro informativo presentado por la Secretaría de Energías, Minas e Hidrocarburos de la Gobernacion cruceña ayer       ANF

“Para el periodo de invierno deberíamos enviar un mínimo de 20.3 Mmmcd de gas a Argentina, sin embargo los promedios de exportación no superan los 16 Mmmcd (…). El Gobierno continúa diciendo que va a alcanzar las exportaciones y el pasado 11 de mayo restringió información pública en su página oficial de YPFB Transporte”, dijo Soliz.

En criterio del Secretario de Hidrocarburos, el país registra un déficit de 5 Mmmcd que no ha logrado compensar ni siquiera con el campo Incahuasi.

LEA TAMBIÉN: ¿En qué se invirtieron 12.620 millones de dólares?

La institucionalización de YPFB, la tarea pendiente del gobierno de Morales

Las críticas a YPFB por la falta de transparencia vienen desde hace varios años. Los riesgos para el éxito de la tercera nacionalización del sector ya fueron advertidos por el ex ministro Andrés Soliz Rada, quien ejerció el cargo de enero a septiembre de 2006, justamente cuando se ejecutó la medida el pasado 1 de mayo de ese año.

Soliz Rada, explicó en su momento que la nacionalización del año 2006 no podía implicar la expulsión de las compañías, porque ello hubiera significado paralizar la producción y desabastecer el mercado interno, ya que YPFB carecía de la posibilidad de reemplazarlas de inmediato.
“Se optó, en consecuencia, por una nacionalización gradual”, la que, “debía consolidarse mediante la transferencia al ente estatal del 50% más uno de las acciones de Transredes, Chaco, Andina y las AFP. En mi opinión, debió procederse a la expropiación de acciones, dentro del orden constitucional vigente en ese momento”.
Esto justamente hubiese significado una nacionalización más acorde a la Agenda de Octubre. Pero otros actores del entorno presidencial, que terminaron imponiendo su criterio, tenían la visión de que se debía comprar ese monto accionario de Petrobras, British Petroleum, Repsol y Total, con “interminables negociaciones previas”.
El Decreto nacionalizador, en su artículo 3, establecía un plazo no mayor a 180 días desde su promulgación para que las compañías que operaban en Bolivia regularicen su actividad mediante nuevos contratos que se adecúen a las condiciones y requisitos legales y constitucionales. En estos nuevos contratos se establecería una nueva y definitiva redistribución de los beneficios generados por los hidrocarburos.
Y esta nueva redistribución, además del monto a pagarse por las acciones de las transnacionales, debía ser definida por los resultados de las auditorías, que iban a mostrar las inversiones, amortizaciones, costos de operación y rentabilidad de cada empresa. Pero esas auditorias nunca se aplicaron ni se explicó desde fuentes oficiales las razones de no hacerlo, incumpliendo el mismo decreto de nacionalización 28701.

Andrés Soliz Rada, el ex ministro de la nacionalización, advirtió los riesgos y pidió a regiones productoras informar qué pasa en YPFB

Soliz Rada, advirtió, en una de sus últimas entrevistas, que los logros de la nacionalización “se ven opacados por la falta de información oportuna y actualizada de YPFB a la ciudadanía. Las condiciones están maduras para que, en cumplimiento de normas legales, el parlamento esté presente en la designación del Presidente de YPFB. Esto permitirá una mayor fiscalización parlamentaria sobre la principal empresa estratégica del país”.
Como un presagio de lo que se ve actualmente, la exautoridad agregaba: “Es tiempo de que los representantes de los departamentos productores en el directorio de YPFB informen públicamente a sus regiones de lo que ocurre al interior del ente estatal, a fin de no convertirse en cómplices de presuntas irregularidades. Avanzar en la institucionalización de YPFB es, en consecuencia, una de las tareas más importantes que tiene el país”.

LEA: A 11 años de la nacionalización, hay más desafíos para YPFB