Escórpidas y Sagitáridas, los meteoros de junio

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN Jun 02, 2017

Junio es un mes importante para la observación de meteoros, en especial en el hemisferio sur por los cielos despejados de la época. Muchos de estos radiantes también son visibles en el hemisferio norte.

 

Escórpidas-Sagitáridas
Según el Observatorio Nacional Astronómico, en junio se podrá observar una zona fácil de identificar: el complejo de Escorpio-Sagitario con siete corrientes meteóricas asociadas. Las Tasas Horarias Zenitales (THZ) de esos radiantes son bajas, pero en su conjunto la observación es interesante con 15 meteoros por hora. Constituye una buena práctica, dado que se pueden observar meteoros de velocidades moderadas-lentas de estos radiantes claramente distinguibles de los usualmente veloces esporádicos, antes y después de la medianoche.
Entre los radiantes proyectados en las proximidades de las Sagitáridas, se puede destacar un par de ellos. Las Zeta Ofiúquidas en la constelación Ofiuco que posee un máximo en torno al 13 de junio con cinco meteoros por hora. Puede presentar meteoros brillantes caracterizados por su velocidad moderada-lenta. Lo propio el radiante de las Omega Escórpidas alcanza su mayor actividad en torno al 15 de junio, presentando también meteoros de velocidades lentas.

Boótidas
Otra lluvia importante a final de mes es la actividad de las Boótidas de Junio, antes de la medianoche en la constelación Bootes. Producidas por restos del fragmentado cometa 7P/Pons-Winnecke, este enjambre de meteoroides se pensaba inexistente cuando presentó un estallido de actividad en junio de 1998.