Hay preocupación por el futuro de los grandes felinos

Escrito por  La Paz / ANF Mar 04, 2018

Los grandes felinos que habitan el planeta corren el riesgo de desaparecer y este sábado, jornada que se recuerda el Día de la Vida Silvestre, la preocupación se acrecienta en distintos organismos que instan a los gobiernos a tomar cartas en el asunto.


“Hace poco más de un siglo había unos 100.000 tigres salvajes que vivían en Asia. En la actualidad quedan menos de 4.000. Se ha perdido el 96 por ciento de su población”, denunció la vicesecretaria general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Amina Mohammed.
Por ello, la ONU ha dedicado esta fecha a estas especies amenazadas. Según Mohammed, el ser humano es responsable de esta desaparición masiva y está en sus manos salvarlas “con metas detalladas en los Objetivos de Desarrollo para acabar con la caza furtiva y el tráfico ilegal de especies protegidas de fauna y flora silvestres”. El secretario general de la ONU, António Gutérres, reflexionó sobre la importancia de estos felinos en el mundo, a los que calificó como “criaturas fascinantes”, y planteó una propuesta para su preservación.
“En última instancia, la solución para salvar a los grandes felinos y a otras especies amenazadas son las políticas de conservación basadas en conocimientos científicos sólidos y en el estado de derecho, que además deben tener en cuenta plenamente las necesidades de la población local”, indicó.
Para el representante los felinos son claves porque “al protegerlos también se protegen los vastos parajes que habitan y la gran diversidad de seres vivos que hay en ellos”, lo que derivaría en la protección de ecosistemas enteros.
Según la ONU, a la categoría de grandes félidos (el león, el tigre, el leopardo y el jaguar), también se incluyen: el puma, el guepardo, el leopardo de las nieves o la pantera nebulosa. Dichas especies se encuentran en el continente africano, asiático y americano.
“Este día internacional nos da la oportunidad de concienciar acerca de la precaria situación de estos animales y pedir que se tomen medidas para salvar a estas emblemáticas especies”, señala en su página oficial.

La situación en Bolivia
La realidad en Bolivia no es nada alentadora, ya que el jaguar, uno de los más grandes y representativos felinos de la amazonía boliviana, se encuentra camino a la extinción por la caza ilegal y la pérdida continua de su hábitat por la tala de árboles.
Según la bióloga boliviana, Ángela Núñez, los vínculos comerciales entre Bolivia y China hicieron posible la llegada de algunas comunidades chinas que fomentan la caza ilegal de los jaguares para el tráfico de sus colmillos y pieles.
“En China los colmillos de jaguar seguramente se están usando como sustituto de colmillos de tigre, que son usados en forma de collar como un símbolo de status”, manifestó Núñez a la BBC.
En un reciente operativo policial en Santa Cruz se descubrió una red de tráfico ilegal de colmillos de jaguar. Tras la requisa se pudo encontrar 185 colmillos de esta especie y otros artículos pertenecientes a otros animales silvestres. Por el hecho dos ciudadanos chinos fueron detenidos y posteriormente enviados a la cárcel con detención preventiva.