El Chaco pedirá al Ministerio ayuda por crisis de Salud

Escrito por  Gustavo Márquez/El País eN Mar 12, 2018

El Hospital Rubén Zelaya de Yacuiba, capital de la Región Autónoma del Gran Chaco tarijeño, atraviesa una severa crisis debido a la falta de condiciones para prestar un servicio adecuado a la población. Sin embargo el efecto se siente también en las secciones de Caraparí y Villa Montes, por lo que desde el Concejo Municipal de la capital se pedirá al Ministerio de Salud del Estado Plurinacional, interceder en la región ante el complejo problema que se ha generado en las entidades gubernamentales del departamento.

En un ir y venir de declaraciones de representantes de la Gobernación, el Gobierno Regional del Chaco, y los Gobiernos Municipales de Villa Montes, Caraparí y Yacuiba, se puede entrever que las entidades se atribuyen respectivamente la responsabilidad de asumir la responsabilidad económica de garantizar el buen funcionamiento de los servicios de salud para los chaqueños, sin lograrse desde el 2016 una solución oportuna.
El Hospital Rubén Zelaya de Yacuiba es a decir de muchos chaqueños el establecimiento de salud al que acuden incluso ciudadanos de Villa Montes y Caraparí, ya que en teoría es el que cuenta con mayores especialidades y prestaciones de toda la región, sin embargo la realidad es otra, según confirma el director Oscar Aliaga en una carta remitida al Concejo Municipal de Yacuiba, pidiendo a esta instancia interponer oficios para evitar posibles fallecimientos y sanciones legales debido al servicio que se está brindando a los pacientes.
El contexto de esta carta que llegó a El País eN, fueron dos casos presentados la pasada semana, donde dos mujeres gestantes, una con un cuadro de eclampsia y otra con retención de placenta que requerían de una transfusión sanguínea por hemorragia, no pudieron ser debidamente atendidas ya que en el hospital no se contaba con reactivos para determinar su grupo sanguíneo, derivando esto según cita la carta en una peligrosa situación que puso en riesgo sus vidas.
El concejal de Tarija Para Todos (TPT), Mario Cavero, se mostró indignado por lo que ocurre en su región, indicando que en general el servicio de salud que al momento se está brindando a la población no es normal, por lo que manifestó que en los próximos días se desplegarán gestiones para acudir al Ministerio de Salud del Estado y ante el Defensor del Pueblo, con la esperanza de que estas entidades intercedan para lograr el restablecimiento del servicio de salud.
“Hemos tenido una reunión con el directorio del hospital al que llegan pacientes de toda la región del Chaco. Estamos en una crisis de salud, estamos recabando toda la documentación de forma oficial para acudir a las instancias correspondientes. Más allá de las recomendaciones que hacemos constantemente a las autoridades ejecutivas de la región desde el Concejo Municipal, este es un problema que afecta a los más humildes. Las autoridades ejecutivas pese a tener una ley intrapartida dejan de lado la salud por las disputas políticas: el Gobierno Regional dicen que no tiene para el Susat porque el Gobierno Departamental no transfiere recursos del IDH, mientras que el Gobierno Municipal dice que es por culpa del Susat que no tiene insumos”, expresó la autoridad.