Imprimir esta página
Imagen ilustrativa. Imagen ilustrativa. Foto: Defensoría del Pueblo

Seis de los siete reos muertos en Palmasola cumplían detención preventiva

Escrito por  ANF Mar 16, 2018

El 70% de las personas privadas de libertad son enviados a la cárcel con detención preventiva. Cumplen condena sin sentencia contraviniendo los estándares del debido proceso en los sistemas de enjuiciamiento penal según un informe enviado a la CIDH por una coalición institucional.

 

Seis de los siete reos muertos en el operativo policial en la cárcel de Palmasola cumplían detención preventiva según se detalla en sus antecedentes penales.

Uno de los reos, Jimmy Alcoba Ávalos, cumplía detención preventiva desde el 2013 imputado por la supuesta comisión del delito de asesinato y robo agravado. El único preso con condena era Rony Álvarez Arauz que cumplía sentencia por tenencia y portación ilícita de arma.

Otros dos reos procesados por violación agravada e intento de homicidio cumplían detención preventiva desde el 2014. Uno de los presos por tráfico de sustancias controladas fue enviado a la cárcel el 2015 y otros dos reos guardaban detención preventiva por robo agravado desde el 2016.

En Bolivia el 70% de las personas privadas de libertad son enviados a la cárcel con detención preventiva y cumplen condena sin sentencia, Susana Saavedra, directora de Fundación Construir entrevistada por ANF para un reportaje especial.

El 2017 una coalición de instituciones de la sociedad civil presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) un informe sobre la situación de los derechos humanos y el acceso a la justicia de la población privada de libertad que denuncia el uso excesivo de la detención preventiva.

“Existen 18 mil personas privadas de libertad en recintos penitenciarios con capacidad para cinco mil, 270% más de lo que pueden soportar precarias estructuras, en los juzgados hay cientos de miles de expedientes que representan el 70% de mora procesal”, detalló Saavedra.

Dijo que sea cual fuera el delito que una persona cometa, el primer principio que se debe respetar como parte del debido proceso es la presunción de inocencia.

Por su parte la abogada penalista Rosario Baptista, que realizó una investigación en la cárcel de San Pedro de La Paz dijo a ANF que la prisión preventiva es la punta de un iceberg “sostenido en la base por todos los factores que vulneran el debido proceso y que infringen el derecho a ciertas garantías mínimas para asegurar un resultado justo y equitativo”.

Detalló que “muchos están resignados a la idea de que nunca van a salid de la cárcel aunque sean inocentes”, y atribuyó a la corrupción el excesivo uso de la prisión preventiva.