El abogado del equipo chileno Sam Wordsworth. El abogado del equipo chileno Sam Wordsworth. Foto: Captura pantalla

Chile basa su defensa en que conversaciones con Bolivia no crearon obligación jurídica

Escrito por  ANF Mar 23, 2018

En la segunda jornada de alegatos de Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) su defensa se orientó a intentar demostrar que Bolivia rompió relaciones diplomáticas y que las conversaciones nunca generaron obligaciones jurídicas.

El abogado del equipo chileno Sam Wordsworth planteó que en 1950 fue Bolivia quien interrumpió las negociaciones en las que medió Estados Unidos y en los años posteriores rechazó públicamente continuar las conversaciones.

En su exposición ratificó que para Chile no existe nada pendiente porque este país nunca se ha negado a escuchar las reclamaciones de Bolivia, pero que las conversaciones entre ambos países no han generado obligaciones jurídicas.

En esa línea Wordsworth al referirse a la declaración o abrazo de Charaña entre el presidente Augusto Pinochet y Hubo Banzer Suárez en 1975, hubo un intercambios de puntos de vista y no una obligación a negociar.

 “Según el general Banzer, en una entrevista de diciembre de 1975, el acta de Charaña no incluye un compromiso categórico de Chile de resolver la situación de mediterraneidad de Bolivia”, sostuvo el jurista para reafirrmar que no existió compromiso alguno.

Citó otra frase del expresidente Banzer en sentido que "El problema de la mediterraneidad de Bolivia no es una condición para reanudar las relaciones diplomáticas con Chile" y que el tema marítimo tampoco era una condición básica para reanudar las relaciones. 

Por lo que al no incluir una obligatoriedad de un compromiso “Bolivia intenta alejarse de esos criterio, igual que lo hizo en 1978” acotó el abogado en su extensa argumentación.

Asimismo, sostuvo que en los documentos de 1950  "nunca se vinculó jurídicamente a una negociación con Bolivia" y que "sólo hubo conversaciones y amables con Chile". Así como negó que en 1963 y 1967 las autoridades de Chile  hubieron asegurado que había un compromiso a negociar como sostuvo Bolivia.

“No hay ninguna mención en ningún punto a efectos del supuesto acuerdo internacional de las notas de las notas de 1950, si los dos jefes de Estado consideraron que existiera un acuerdo se hubiera esperado que hicieran una conferencia implícita o explícita al mismo y no lo hicieron quedando claro que era bastante deliberado”, expuso el jurista.

Insistió que "Chile no se vinculó jurídicamente a una negociación", como Bolivia expuso en sus alegatos el lunes 19 y martes 20 de esta semana ante el mismo tribunal en el marco de la demanda marítima que busca que esta instancia obligue a Chile a negociar una salida soberana al océano Pacífico.

También sostuvo que "Todos los tratados firmados han sido aplicados a lo largo del tiempo. (...) No puede admitirse ninguna revisión a la historia".

En esa línea afirmó que El acceso libre e indoloro que ahora Bolivia dice que es su derecho nunca estuvo disponible ni pudo haberlo estado.