En pasados días, en el municipio de Yacuiba, el programa Conservación y Desarrollo de la Fauna (Codefauna) rescató a más de un centenar de aves silvestres que iban a ser comercializadas como mascotas. Este es sólo uno de la decena de casos que registran en la Región del Chaco, donde el contrabando de aves, loros especialmente, se ha vuelto común.