Rajoy pide elecciones y Zapatero le reta a presentar una moción de censura

Escrito por  Jul 15, 2010

Madrid/Agencias.- Mariano Rajoy ha reclamado hoy por primera vez de forma explícita y directa a José Luis Rodríguez Zapatero que convoque elecciones anticipadas, a lo que el presidente del Gobierno ha respondido retando al líder de la oposición a presentar una moción de censura.

"Su tiempo se ha agotado", "es el mejor servicio que puede hacer al país", ha asegurado el presidente del PP. Zapatero le ha achacado con toda dureza el actuar sólo en función de sus objetivos electorales y ha proclamado: "Voy a seguir mi camino me cueste lo que me cueste".

"Usted no está en condiciones de gobernar. Por lo tanto, el mejor servicio que puede hacer al país para cortar este calvario es disolver el Parlamento y convocar elecciones", ha afirmado Rajoy.

"Y no se confunda con los afanes electorales que me atribuye", ha añadido el líder del PP en una frase particularmente celebrada por los suyos, con la que ha espantado la esperada acusación de electoralismo por parte del jefe del Ejecutivo socialista: "Lo que a mí me conviene es que usted agote la legislatura en ese asiento. Pero no hablamos de mí, sino de lo que interesa a los españoles".

Zapatero ha retado a Rajoy a presentar una moción de censura en el Congreso. Tras criticar que siempre que se le pide "arrimar el hombro, sale corriendo" y escuchar sus peticiones de adelanto electoral, le ha recordado que tiene en sus manos un "instrumento" como la moción de censura que le permitiría ser "coherente". Eso sí, le ha hecho ver que para presentarla "hay que tener un programa y venir aquí a defenderlo".

En sus réplicas a Rajoy, Zapatero ha asegurado que sabe perfectamente que en los dos años que han transcurrido desde las últimas elecciones generales ha perdido confianza, pero ha espetado a Rajoy: "¡Ni que usted estuviera para tirar cohetes según las encuestas!".

El presidente del Gobierno ha optado claramente por inclinarse del lado de los nacionalistas a quienes no ha dudado en elogiar por su actitud en favor de los intereses generales en contraposición con el PP al que ha achacado con toda dureza el actuar sólo en función de sus objetivos electorales. Zapatero ha asegurado que su interés no es ganar un Debate sobre el estado de la Nación, cosa que según él ya tiene "acreditada", sino buscar soluciones y acuerdos para todo el país.

Rajoy, en un discurso duro, directo y ausente de toda contemplación con el presidente del Gobierno, le ha dicho que reclamar "a estas alturas la confianza de los españoles o de sus representantes para continuar igual, es pedir lo imposible para retrasar lo inevitable". Ha insistido que el presidente no tiene credibilidad ni confianza y se ha preguntado cómo se puede confiar en él "si va de engaño en engaño".

Rajoy no ha presentado la 'alternativa', pero se ha blindado frente a esa crítica recurrente y contra la de que no 'rema en la misma dirección', diciendo que no se sabe en qué dirección rema.