El Viagra eleva enfermedades de transmisión sexual

Escrito por  Jul 10, 2010

Según un estudio especializado, el Viagra no sólo ha elevado el ímpetu sexual de quienes lo usan, también han aumentado las enfermedades de transmisión sexual en muchos hombres que han hecho de la pastillita azul un aliado para levantar el ánimo decaído.

Los expertos no culpan al Viagra por el incremento de las tasas de las enfermedades  de transmisión sexual (ETS), si no al comportamiento de quienes la consumen.

El estudio realizado por el Hospital General de Masschusetts y la Universidad del Sur de California reveló que los hombres de mediana edad y mayores que toman medicamentos para la disfunción eréctil como la Viagra son más propensos a tener enfermedades de transmisión sexual (ETS).

El estudio comprende a más de 1.4 millones de hombres y sugiere que quienes consumen el medicamento deberían ser asesorados por sus médicos sobre el sexo seguro y evitar exponerse a enfermedades.

"Los médicos de atención primaria no suelen hablar con hombres de edad avanzada sobre sexo seguro, y esto se debe a que los índices de enfermedades de transmisión sexual son mucho menores en este grupo que en hombres más jóvenes, en el orden de uno por cada 1,000 individuos", dijo el autor del estudio el Dr. Anupam B. Jena, residente de medicina interna del Hospital General de Massachusetts.

La verdadera razón

Este problema, según yo veo, y el estudio lo avala, es que la mayoría de los hombres que hoy necesitan del Viagra no tenían como costumbre el uso del condón, ya que cuando estaban en su apogeo sexual, en la época anterior al SIDA, no era una cuestión de vida o muerte el uso del preservativo.

Al ser mayores de 50 años es complicado que ellos entiendan que deben usar un condón para evitar contagios, no porque no crean en su beneficio, simplemente en su cultura sexual no ha estado el látex incluido.

La enfermedad de transmisión sexual más frecuente en el estudio es el VIH/SIDA, seguido por la clamidia. Los hallazgos sugieren la necesidad de una mayor responsabilidad a la hora de recetar medicamentos para la disfunción eréctil, agregó Leona. "Los médicos tienen que darse cuenta que a menos que estos pacientes usen siempre condones o estén en relaciones monógamas, necesitan someterse de manera rutinaria a una prueba de ETS con seguimiento continuo".

El Viagra no es el culpable entonces, quizá cuando se buscó en ayudar a los hombres a recuperar su potencia sexual no se pensó en difundir e informar que mientras su "viejo amigo" se quedaba dormido el mundo estaba experimentando una mayor apertura sexual y junto con ella el surgimiento de enfermedades por ellos desconocidas.

Quizá ahora seamos testigos de un aumento en la información que llame a concientizar a muchos hombres para que entiendan que así como se ha recuperado la respuesta sexual, ésta tendrá que ir acompañada de una mayor responsabilidad.

Señores levanten a su amigo, pero también despierten y acepten una realidad que por desgracia viene envuelta en el látex de un condón. No se puede tener todo y algún sacrificio habrá que hacerse en beneficio de su salud y de quienes estén con ustedes.