Hallan fotos de los cuerpos de víctimas de pederastia

Escrito por  Jul 07, 2010

Bruselas/Agencias.- Fotografías comprometedoras -algunas de cadáveres incluso- e inéditas la mayoría, relativas al caso del pederasta y asesino de jóvenes y niñas condenado Marc Dutroux han salido a la luz tras los registros realizados en el mes de junio en el Arzobispado de Bruselas-Malinas (Bélgica).

Las autoridades buscaban pruebas de presuntos abusos a menores por parte de miembros de la Iglesia Católica cuando hallaron diverso material en los archivos del arzobispado, según han informado la radiotelevisión pública flamenca VRT y el periódico flamenco 'Het Laatste Nieuws'.

Se trata de "decenas de fotos" pertenecientes a expedientes sobre el caso. Dutroux fue detenido en 1996 y condenado en 2004 por el secuestro y violación de nueve jóvenes y niñas y el asesinato de cuatro de esas niñas y un cómplice. Varios errores judiciales en la investigación del caso provocaron una ola de ira popular contra el sistema judicial belga.

El diario flamenco destaca que se trata de imágenes de la exhumación de los cadáveres de las niñas Julie y Melissa (ambas de ocho años), que Dutroux enterró en el jardín de su casa tras haberlas violado en repetidas ocasiones y dejado morir de inanición. "Ese tipo de documentos no deberían estar en poder de la Iglesia, sino exclusivamente de la Justicia", asegura el periódico.

Los obispos piden prudencia

El portavoz de los obispos belgas, Eric de Beukelaer, ha solicitado "prudencia" ante la revelación. "No sabemos nada de esos archivos. Nos preguntamos de dónde vienen esas informaciones", indicó a la agencia de noticias Belga, y agregó que en las audiencias que siguieron a los registros "nadie hizo mención de esos documentos".

Aseguró que a él mismo nadie le interrogó sobre esos informes. "El arzobispado es enorme", comentó, y afirmó no saber nada sobre esos papeles a la vez que pidió ser "muy prudente".

Investigación independiente sobre los abusos

Por otra parte, se ha iniciado una inspección separada sobre la propia investigación de los casos de abusos, para asegurar que se sigan las normas adecuadamente.

Un comité eclesiástico que supervisaba las denuncias de abuso sexual sobre niños cometidos por sacerdotes fue disuelto la semana pasada, después de que la policía incautara todos sus 475 archivos y la computadora de su presidente, Peter Andriaenssens, quien dimitió después.

Los documentos se confiscaron durante varios allanamientos coordinados en los que la policía perforó dos tumbas de la cripta de la catedral de Mechelen, en el norte de Bélgica, e introdujo unas cámaras diminutas para comprobar si se habían ocultado documentos allí.

Los registros supusieron otro motivo de bochorno para la Iglesia Católica belga, tras la dimisión en abril del obispo de Brujas, Roger Vangheluwe, después de que admitiera haber abusado sexualmente de un niño años antes.