¿CORREO ELECTRÓNICO O TELÉFONO CELULAR?

Escrito por  Jul 14, 2010

(Primera Parte)

Por Ramiro Mora

(Twitter: @ramiromora)

Desde hace algunas semanas voy preparando mis vacaciones de invierno y es por eso que, me pase varias horas conectado a portales especializados en combinaciones aéreas, reservas de hotel y paseos turísticos en la Patagonia argentina, realmente las facilidades que presentan estos sitios son extraordinarias y es casi imposible decirles que no a cada oferta que salta en la pantalla.

Se sugiere tener la tarjeta de crédito a mano para poder comprar uno de estos atractivos paquetes turísticos. Sin embargo, en mi caso era simplemente un trabajo de recopilación de información, quería armar mi itinerario del viaje y contar con números telefónicos para realizar las posteriores reservas. También visite foros y blogs de vacacionistas quienes, recomendaban algunos lugares donde alojarse, alimentarse y porque no divertirse sanamente, son casi tan importantes las opiniones de los viajeros como los mismos sistemas automatizados de reservas y las empresas turísticas lo saben así que, brindan una serie de bondades a sus clientes para que sean estos la mejor promoción de sus servicios pero, algo que llamó mi atención fue que en las ofertas de los hoteles, hostales y albergues recomendados, estaba casi siempre presente el servicio de Internet.

De un tiempo a esta parte, el contar con el acceso a Internet se ha convertido en una necesidad y me animo a pensar que es mayor a la del teléfono ya que, resulta económico poder enviar un mensaje a los familiares, adjuntar unas fotografías de la excursión o quizás atender algún requerimiento de la oficina por medio del correo electrónico.

Pero eso de estar portando una computadora todo el tiempo resulta un inconveniente. Sin embargo y pese a que actualmente son muy ligeras y pequeñas, no todos tenemos esas diminutas netbook. Mi computadora pesa aproximadamente 2 kilos, así que si deseo acceso a Internet debo cargarla en mi mochila. En algunos hoteles se cuenta con centros de comunicación donde por algunos pesos debitados de la tarjeta de crédito es posible acceder a Internet y ¿si no contamos con una tarjeta de crédito? entonces tendremos que recurrir a un locutorio o telecentro de la zona, que casi siempre están disponibles. Ah! Pero ¿cómo se complica la cosa no? entonces prefiero llevar mi teléfono celular con acceso internacional. Este servicio consiste en permitir que un usuario de telefonía celular que se encuentre en zona de cobertura de una red móvil diferente a la que le presta su operador pueda recibir las llamadas hechas hacia su número de teléfono, sin necesidad de realizar casi ningún tipo de procedimiento adicional. Para esto, es necesario que ambas compañías (la prestadora original del servicio y la propietaria de la red en la que el cliente se encuentre) deban tener suscrito un acuerdo en el que definen quienes tienen acceso al servicio y cómo se efectuará la conexión entre sus sistemas para interconectar las llamadas. Sonaba excelente la idea, así que me dirigí a mi operador de telefonía móvil para activar ese servicio. Autorice el débito automático, leí las condiciones del servicio, firme contratos y otros documentos. Finalmente el trámite estaba concluido en ¡dos semanas! ¿Qué complicado no? Aún así decidí realizar una comparación entre el correo electrónico o el teléfono celular con roaming internacional.

 

Correo electrónico.

Ventajas. Mucha información para enviar y recibir, servicio económico y en algunos casos hasta gratuito.

Desventajas. Disponibilidad reducida en tiempo, respuestas con retraso e imposible atender una emergencia, demoras en la lectura de mensajes, inseguridad en cuanto se refiere al acceso a la cuenta, posibles contagios de virus informáticos cuando se emplean computadoras prestadas. Cargar varios kilos en la espalda si llevas una portátil como la mía.

 

Teléfono celular con roaming internacional

Ventajas. Mayor cobertura, llamadas entrantes y salientes a tiempo, en casi todos los casos acceso al envío y recepción de mensajes de texto, disponibilidad las 24 horas, no es necesario ningún equipo adicional para su funcionamiento

Desventajas. Servicio costoso.

Después de colocar en una balanza mental estas comparaciones me sentí satisfecho con mi decisión, llevaría mi teléfono celular con el acceso internacional y cargaría mi pequeña pero pesada computadora portátil, no sólo para el acceso al correo electrónico, sino también para poder compartir con mis amigos las fotografías que tomaré de los paisajes invernales increíbles que ofrece el sur de nuestro continente, guiado como no podía ser de otra manera, por los planos que tengo impresos gracias al Google Earth.