Morales y Revilla se enfrascan en polémica por agua

Escrito por  LA PAZ/ERBOL Dic 03, 2016

El alcalde de La Paz y el presidente del Estado se enfrascaron en una polémica por el agua. Evo Morales dijo que el burgomaestre “nunca” pidió proyectos para los programas Mi Agua, pero Luis Revilla lo refutó y aseguró que ya presentó 16 y que incluso en una oportunidad el Gobernó le rechazó otros proyectos que beneficiarían a la comuna.     

El alcalde de La Paz recordó que en 2013 el municipio recibió una nota firmada por el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, mediante la cual se explica que proyectos entregados por la Alcaldía no serían tomados en cuenta, porque Revilla no estuvo presente en un evento del programa Mi Agua III.
En noviembre de 2013, el Gobierno organizó un acto en Palacio para que los alcaldes del departamento de La Paz entreguen proyectos para el programa Mi Agua III, sin embargo, Revilla no estuvo presente y envió en su lugar a la concejala Silvia Tamayo. Entonces, Morales se negó a recibir los 10 proyectos que llevó Tamayo bajo el argumento de que “no hay alcaldes de primera y de segunda”.
Respecto a ese episodio, Morales manifestó el viernes que Revilla sólo envió a técnicos y que la presencia de los alcaldes en persona, era importante para que expliquen la importancia de los proyectos.
Revilla aseguró, sin embargo, que ya se tiene 16 proyectos de agua para La Paz, entre los cuales hay varios que están en revisión con el Viceministerio del ramo y otros ya fueron aprobados incluso con contraparte del municipio y están por ejecutarse.                   
El alcalde manifestó que al parecer Morales está mal informado. “No le están diciendo la verdad al presidente”, dijo.
Agregó que tampoco es cierto que no se trabaje junto al Gobierno nacional. Recordó que actualmente se ejecuta el proyecto de agua de Chuquiaguillo, que implica una contraparte de 50 millones de bolivianos.
Revilla aseguró también que se ha reunido con la ministra de Agua, Alexandra Moreira, para tratar el tema de la escasez de agua. “¿Cómo es que no hay trabajo conjunto?”, cuestionó.
El burgomaestre cree que las palabras de Morales forman parte de una estrategia para culpar a la Alcaldía por la crisis del agua, pero señaló que la escasez es producto de la gestión de EPSAS y denunció que esta empresa es un botín político de los dirigentes del MAS de El Alto.
Pidió evitar hacer “politiquería” en esta situación y evitar una “confrontación ridícula”.