El avión enviado por Bolivia, con 11 toneladas de ayuda humanitaria para los afectados por el terremoto de magnitud 7.1 en México, arribó el jueves por la madrugada a ese país y fue recibido por autoridades del Gobierno mexicano, según fuentes oficiales.

 El presidente boliviano, Evo Morales, despachó el miércoles el primer envío de ayuda humanitaria para los damnificados por el fuerte terremoto de México, un lote de 11 toneladas de alimentos, víveres y medicamentos que fueron trasladados en un avión Hércules, que partió del aeropuerto internacional de Viru Viru de Santa Cruz.

El Ministerio de Defensa de Rusia ha afirmado que la liberación de más de 90.000 habitantes de Alepo proporciona las condiciones necesarias para la prestación de asistencia humanitaria.