Hay unas 10 especies de árboles que se encaminan a la extinción

Escrito por  DANIEL RIVERA M./EL PAÍS EN Oct 09, 2017

En Tarija existen diez especies de árboles que están encaminadas a la extinción, pues la depredación, que tiene fines económicos, marca una inminente desaparición si no se toma acciones al respecto.

Entre las especies citadas por la Secretaría de Medio Ambiente de la Gobernación está la quina, el algarrobo, tarco, roble, cedro, ceibo, pino de cerro, lapacho y el nogal. Mientras que la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS) añade a esa lista el quebracho. Estas especies se encuentran principalmente en el Chaco, parte de Bermejo, Tariquía y los valles del departamento.
El técnico de la secretaría de Medio Ambiente, William Pino, manifestó la necesidad de conservar esas especies. Cuestionó que se dé concesiones forestales y no se haga un control, pues se deforesta y luego se planta cualquier especie de árboles.
Para el funcionario, la que está en estado más crítico es la quina, un árbol del Chaco que cada vez es más difícil encontrar, tanto en Villa Montes, Yacuiba y Caraparí. Sostiene que fue depredado por la actividad de la industria extractiva. Los años 80 y 90 fue el inicio de la deforestación masiva de esa especie, incluso se exportó esa madera.
Para el docente de la Facultad de Ciencias Agrícolas y Forestales de la UAJMS, Ariel Castillo, el cedro es otra especie encaminada a la desaparición. Recuerda que la gente, que ahora es de la tercera edad, compraba una mesa o silla de esa madera, pero hoy en día ya no hay y se recurre a otras especies, como el cedrillo.
También mencionó al quebracho colorado, que es otra especie que va bajo el mismo ritmo, igualmente se la encuentra en el Chaco. Si bien no está en extinción, la cantidad va en disminución.
Como docente y profesional del área, entiende que es permisible el aprovechamiento de la madera, pero hace énfasis en que la actividad debe ser sostenible.
El responsable de Desarrollo Integral de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierras (ABT), Samuel Flores, también advierte de la deforestación que se realiza, con más frecuencia en la región del Chaco.
Para el funcionario, lo malo es que existen personas que realizan la tala de árboles de manera ilegal, pues no siguen los procedimientos de forma ordenada y planificada, además que luego no hacen una reforestación.
Según reporte de la ABT, por año más de 900 hectáreas son deforestadas indiscriminadamente, el común denominador es el comercio ilegal de madera. Pero además, 1.500 hectáreas de bosques son objeto de tala para la habilitación de tierras agrícolas y ganaderas en la región del Chaco.
Ante esa situación, Castillo explicó que los beneficios de los árboles son múltiples, entre ellos está la captura del CO2, las plantas almacenan el carbono y liberan el oxígeno, lo cual es importante pero a la vez es una falencia que se tiene a nivel global. Pero la disminución de la cobertura boscosa genera el cambio climático.
“Es necesario enriquecer las plantaciones forestales porque amortigua el agua de lluvia, hace que haya mayor infiltración y el escurrimiento de la misma será menor-sostuvo el docente- También ayuda a que el suelo no se erosione, lo protege”.

Hay dos especies en extinción en Bolivia

Según el docente de la Facultad de Ciencias Agrícolas y Forestales de la UAJMS, Ariel Castillo, en Bolivia la especie de árbol mara y caoba están dentro de la categoría de extinción, pues su madera es especial para la fabricación de muebles, no por nada son una de las más demandas en el mundo. El tráfico y la explotación irracional le pasan la factura al país, uno de los más ricos en recursos forestales.

Archivo Pura Cepa

« Noviembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30