Vegetarianos incursionan en Tarija con nuevo estilo de vida

Escrito por  Andrea Cardona/El PaísEN Feb 25, 2018

Indranath das, innovador en la propuesta de un Centro Cultural que lleva su nombre y vegetariano, explicó que actualmente gran parte de la selva boliviana y de los países vecinos está siendo deforestada para la ampliación de campos que son utilizados en la cría de ganado, además de la cantidad de agua que se necesita y el efecto invernadero producido por los desperdicios de este comercio por lo que ser vegetariano implica un nuevo estilo de vida en la sociedad.

En la actualidad, las nuevas generaciones impulsan notoriamente la concientización de las repercusiones hacia el medio ambiente y la sensibilización por la vida de otros seres.
“La idea que tenemos es concientizar a las personas y mostrarles las posibilidades que se puede tener al no comer carne. Con la propuesta de la revolución de la cuchara queremos enfatizar en el cuidado al medio ambiente y también a nuestros hijos. Un niño come una hamburguesa con montón de grasa, papas fritas y una gaseosa. Porque no en vez de eso les damos una hamburguesa de soya, de garbanzo o de lenteja”, explicó Indra.
La propuesta del vegetarianismo toma en cuenta de donde proviene la carne y toda la crueldad y químicos que contiene en el proceso de crianza de este ganado que se convierte en objeto de consumo masivo, las hormonas y sustancias que les inyectan para homogenizar el producto.
Un detalle importante que reveló Indra, es el proceso de matanza del ganado vacuno. “Cuando los animales son llevados al matadero, sufren un proceso de angustia y de miedo porque ellos saben que van a morir. Toda esa adrenalina es parte de lo que le hace daño al ser humano. Cuando se empieza a practicar el vegetarianismo practicas algo que en la India se denomina la Ahimsa, que es la no violencia, no solo con los animales sino con el entorno en general”.
El Centro Cultural Indra, está ubicado en la calle General Trigo entre la avenida Domingo Paz y Bolívar, pertenece a una comunidad religiosa Hare Krishna, la idea de abrir este espacio fue armándose de manera natural.
Alrededor del mundo y de otros departamentos de Bolivia, los hare krishnas cuentan con centros culturales en donde se desarrollan actividades que contemplan el bienestar del cuerpo ligado íntimamente al desarrollo de la espiritualidad humana conectada con las deidades y la creación.
Dina Barrientos, una de las comensales del restaurante de Indra contó que hace cinco años ella formuló un cambio en su vida partiendo de mejorar la calidad de su alimentación. En el proceso en el que ella iba descubriendo nuevas actividades y formas de romper con los esquemas de la alimentación local, no solo mejoró su estado físico, sino también su estado mental.
Sostuvo que existe un equilibrio entre el cuerpo y la mente, ambos conectores para la sanación del ser humano. La propuesta de espacios en donde se pueda intercambiar nuevas formas alternativas de alimentación, terapias y talleres de formación en temáticas para mejorar la calidad de vida de las personas, animales y el medio ambiente, fomenta al crecimiento de una sociedad saludable.
La población en general acude al Centro Cultural Indra, es por la búsqueda de alternativas diferentes que mejoren la calidad de su alimentación. Al brindar el servicio de restaurante vegetariano ligado a los sabores de la cocina hindú, atrajo la atención de los comensales locales. Hay dos tipos de almuerzos, y la diferencia es en la porción de alimentos para degustar, con precios de entre 15 y 20 bolivianos, que contiene sopa, segundo que normalmente son dos preparaciones diferentes, refresco, buffet de ensaladas, chapatio pan indú y pan de orégano y salsa de tamarindo, salsa picante y salsa de yogurt.
Love Jit Singh, chef del restaurante manifestó que es muy importante la energía que tiene la persona en el momento de manipular los alimentos para elaborar los platillos. “Cuando estoy cocinando me comunico constantemente con Dios, mediante la meditación”.
Los ingredientes más importantes de la comida hindú son los cereales, las verduras, el cilantro, el jengibre, el mango y sobretodo todo el masala, que es una mezcla de diferentes especias entre ellas la cúrcuma, el comino, la canela y otras.
GokulaPatiDra, instructor de sistema de yoga inbound, manifestó que los seres vivos somos almas eternas con pleno conocimiento y bienaventuranza lo que permite observar la vida de diferente manera.

 

el
apunte

Opciones culinarias sin carne

Para picar ofrecen samosas, unas empanadas de forma triangular, que se sirven recién elaboradas con la masa crujiente, su relleno consiste en una mezcla de verduras con masala y hamburguesas de lenteja

Artículos relacionados (por etiqueta)

Archivo Pura Cepa

« Enero 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31