Con financiamiento CAF garantiza continuidad de vía Tarija-Potosí

Escrito por  May 24, 2010

La Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) definió la forma de pago de 18 millones de dólares, por laudos arbitrales, indirectamente a la empresa constructora OAS, encargada de la ejecución de la carretera Tarija-Potosí. En La misma instancia, la OAS firmó el documento de modificaciones al contrato que viabilizaría el crédito de la Corporación Andina de Fomento (CAF). Estos acuerdos se realizaron la anterior semana en la ciudad de La Paz, confirmó el secretario ejecutivo de la Federación de Transporte 15 de Abril, José Larrazábal.

 

 

En esa misma reunión, la CAF comprometió ampliar el crédito hasta la conclusión de la obra  y, en el caso del pago de la ABC a la OAS, se definió en dos cuotas; el primer pago será este año con cerca a 7 millones de dólares y el resto en 2011.

El diario El País logró obtener la información el miércoles de la anterior semana de una fuente fiable; sin embargo, pese a la insistencia a las autoridades de ABC, OAS e inclusive al representante de las movilizaciones sociales, Abel Llave, no se logró la versión oficial, por tanto, se esperó a la confirmación de una autoridad local.

ABC debe pagar a la OAS 18 millones de dólares, en razón de haber perdido tres procesos arbitrales respecto a la construcción de los tramos carreteros Ascensión de Guarayos- San Pablo, Padcaya – La Mamora y Río Seco- Desaguadero, que construyó la empresa brasileña Queiroz Galvao. La cláusula quinta del contrato subrogatorio entre Queiroz, OAS y ABC, obliga a ésta última a entregar los recursos a la Queiroz para que ésta los desembolse a favor de OAS.

En el punto 5.6 del contrato de cambio de modalidades “llave en mano” y “subrogación” de las obras de construcción y pavimentación del tramo carretero San Lorenzo-Camargo-Cuchu Ingenio,  de la carretera Tarija – Potosí, y del tramo Bella Vista-Vitichi- Cotagaita, de la ruta Potosí-Villazón, contrato “llave en mano” textualmente dice: El contratista subrogatorio (Queiroz Galvao) procederá al pago a favor del contratista subrogatario (OAS) de los valores provenientes de los laudos arbitrales (sentencia de solución a un conflicto) referentes a los proyectos  Ascensión de Guarayos- San Pablo, Padcaya – La Mamora y Río Seco- Desaguadero, pago que será exigible sólo una vez que el contratista subrogante obtenga el pago correspondiente del Servicio Nacional de Caminos Residua l, de conformidad a la programación de pago enviada por dicha institución”.

 

Temores

Larrazábal manifestó que no sería conveniente que se desembolse directamente a la Queiroz, porque existiría el temor que no lleguen los 18 millones de dólares a la OAS, precisando que tiene información que esos recursos tendrían que ir para la reconstrucción del túnel falso de Alarache.

“En el contrato de subrogación dice claramente que la OAS es la encargada de construir el túnel falso de Alarache y reparar hasta Camargo los lugares que ya están dañados en la carpeta asfáltica que debió hacer la Queiroz y como ahora la OAS es la empresa subrogante tendría que recibir el pago”, aseveró.

En el punto 5.6 del contrato de subrogación, dice: El contratista subrogatorio (OAS) asume todas las operaciones necesarias para la completa reconstrucción del túnel de Alarache en los términos y condiciones ya convenidos con el contratante (ABC) dejando expresamente liberado al subrogante (Queiroz Galvao).

Además, en la vigésima cuarta cláusula de subrogación de contrato, indica que en consideración a la naturaleza del crédito Proex (Programa de Exportación de Brasil) el contratista podrá subrogar el presente contrato en su totalidad a favor de la empresa constructora OAS Ltda.

Adenda

¿Se confirmó el chantaje de OAS? Larrazábal recordó que en una anterior reunión con la ABC se había deducido que una de las condiciones para que la OAS firme la adenda del contrato, para que se obtenga el crédito de la CAF, era el pago del laudo arbitral del antiguo Servicio Nacional de Caminos a la Queiroz y, como este tema ya estaría en proceso de cancelación, “entonces la OAS ha firmado este documento”, aseveró.

El Decreto Supremo Nº 27509 de 19 de mayo de 2004 autorizó y estableció los mecanismos para la suscripción del contrato de préstamo con la CAF para cofinanciar el proyecto “Carreteras de Integración del Sur”. En el contrato modificatorio, al respecto del financiamiento, dice que las partes declaran conocer que con posterioridad a la suscripción del presente contrato, la CAF podrá proponer modificaciones al contrato que sean necesarias para otorgar el financiamiento comprometido.

El director de la CAF en Bolivia, Emilio Uquilla, sostuvo que este organismo tiene dos préstamos hacia Bolivia para financiar las obras que comprende la Carretera de Integración del Sur y otros proyectos, de ello hay un remanente de 30 millones de dólares, monto que podría cubrir lo que falta en la construcción de esta obra en cuestión, precisó.

La CAF cobra al país como intereses por préstamos un monto en base a tasa Libor (al 20 de mayo, se cifraba en 1.07% anual a 360 días) sumado a un margen variable, costo que más o menos llega a un 3% anual.

 

Procesos pendientes

Con este pago se confirma que el costo de la carretera Tarija-Potosí ya se ha incrementado en 18 millones de dólares; sin embargo,  quedan pendientes aún dos procesos arbitrales más: uno para definir el precio de la obra, si es la suma que dijo ABC de 226 millones de dólares o lo que planteó OAS que sostuvo 271 millones. El otro arbitraje previsto debe resolver el cobro de hasta 8 millones de dólares por parte de la OAS por reajustes de materiales y por la paralización que sufrió el contrato.

Archivo Pura Cepa

« Octubre 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31